viernes, 28 de octubre de 2011

22) 11ª Etapa. (16/11/11) - PUEBLA DE SANABRIA - A GUDIÑA (54 km.)

Ese dia me desperte con la alarma del despertador en lugar de con el miserere de los peregrinos. Por lo visto no tenian ganas de irse hacia el Padornelo...jeje. Me asee y me vesti y finalmente sali para iniciar el ritual diario de preparar la bici. Mientras lo hacia coincidi con un grupo de bicigrinos madrileños con los que coincidiria esporadicamente hasta mi llegada a Santiago. Una vez listo, sali del albergue en direccion al bar donde habia cenado al noche anterior. Antes de entrar al bar, comprobe la presion de mi neumatico trasero y si bien estaba en condiciones de rodar, estaba baja y era evidente que no iba a aguantar todo el dia. Sabia que no iban a haber gasolineras a mi disposicion hasta mi llegada a Orense por lo que ineludiblemente antes de salir, tenia que solucionar el tema de la perdida. Eran aun las 8 por lo que llamar al telefono que habia conseguido en el albergue, era un tanto absurdo asi es que decidi hacer tiempo mientras desayunaba. Tome la bolleria y cafe con leche de rigor y hacia las 8 y media llame al telefono en cuestion. Afortunadamente tuve respuesta y le explique a la persona que me contesto cual era el problema. Me dijo que podia solucionarlo pero me cito para al cabo de un rato. La persona en cuestion es un chico de la Puebla de Sanabria llamado Ramiro que no tardaria en apreciar como un profesional del tema que ese dia me soluciono la contingencia con una saber hacer propios de tienda de gran capital con rotulos de diseño y hora de trabajo a precio de programador informatico. Me cito en el pueblo y cuando se presento acudimos a un local en donde tenia lo necesario para hacer las reparaciones que fueran precisas. Lo cierto es que Ramiro se dedica en estos momentos profesionalmente a otra cosa y el tema de las bicis es solo una especie de cuestion adjetiva para el, profesionalmente hablando. Aun asi, sus conocimientos y su saber hacer no tardaron en impresionarme mas que favorablemente. Una vez en el local desmontamos el remolque y subio la bici en un caballete de taller para trabajar con mas comodidad. Desmonto la rueda y la desllanto y ambos pudimos ver que a esas alturas ya no habia ni gota de liquido dentro del neumatico por lo que evidentemente la rueda estaba en cualquier caso destinada a acabar sin presion de haber continuado. Una vez que comprobo que el interior de la rueda estaba libre de pinchos, me dio a escoger hasta el tipo de latex que queria en mi rueda a la vista de que era una "Maxxis". Me sorprendio que me lo preguntara, porque no todo el mundo sabe que esa marca necesita de un tipo de latex sin amoniaco para no estropear la cubierta. Pero por ese y por muchos otros detalles de la conversacion que mantuvimos los minutos posteriores, aprecie que habia tenido muchisima suerte en dar con el. Os puedo asegurar que Ramiro sabia bastante mas que yo de bicis y me di cuenta de que estaba a la ultima en cuento a tecnologia y tecnica. Cuando finalizo la reparacion yo que desde luego era consciente de que los minutos estaban pasando y ese dia no tenia tiempo que perder ya me hubiera ido flechado pero Ramiro detecto que la rueda tenia una fuga. Yo no la escuchaba pero el decia que escuchaba el ruido y lo detecto en el obus de la llanta ( yo no me hubiera dado cuenta ni en mil años). Me comento que en ocasiones el liquido se coloca en la valvula y no deja cerrar bien al muelle del obus asi es que le dio un par de golpecitos secos con el dedo y la ajusto ( repito que yo ni en mil años me doy cuenta de eso). Salimos fuera del local para meter la rueda en un arrollo cercano donde Ramiro comprobo que la rueda estaba eficazmente sellada. Tras ello, volvi a montar el remolque y me despedi de Ramiro. Os aseguro que si teneis un problema por esa zona mejores manos no pueden tocar vuestra bici. Respecto al precio, no voy a decir lo que me cobro pero os aseguro que se puede calificar hasta como en excesivo prudente. Es decir que ademas de saber muy bien lo que hace es un tio honesto. Por si alguno requiere de sus servicios comentar que su telefono es el 646581319. Mejor si no teneis ningun problema pero de tenerlo es la mejor opcion entre Salamanca y Orense.

Asi pues me puse en marcha con la confianza de que el tema estaba solucionado. Nada mas salir de Puebla, el camino entra y sale por la carretera asfaltada direccion a Requejo. La verdad es que aun sin estar por el momento en territorio gallego, ya parece que lo estes. El entorno es precioso y verde y la naturaleza te envuelve. Segui el track hacia las afueras de Requejo consciente de que ahora empezaba " lo bueno"....el alto del Padornelo. A la salida de Requejo, se toma la pista desviandose de la calle que te lleva a la carretera. al entrar en el camino yo seguia muy optimista montado en la bici pero aqui me paso como cuando coji el camino de caminantes de O,Cebreiro, que llego un momento en que me di con un tramo que me parecio como ascender el K2....jajajja. Asi es que heche pie a tierra e hice la primera de las muchas sesiones de empujin que tendria que hacer ese dia. Me tuve que rendir ante la evidencia de que en bici pocos momentos iba yo a montar . El terreno tiene un desnivel considerable sobre todo al final y ademas con zonas en muy mal estado y poco ciclables en bastantes tramos. Tras casi un par de horas de "agonia" desde Requejo...jajja...llegue a la cima. Y si me habia pegado la machacada de subir por tierra, no iba a perder la oportunidad de bajar tambien por tierra asi es que en cuanto pude tome el camino hacia Aciberos . La bajada es una verdadera delicia, estrecha y con diferentes tipos de firme, hay leves trialeras, piedras, tramos de sendero estrecho...en fin...que mi bici, mi remolque y yo nos lo pasamos literalmente " de muerte" los kilometros de bajada hasta Lubian.






Entre en Lubian y desde luego me fui a buscar donde reponer fuerzas, apenas si habia hecho 20 km desde Puebla pero habian sido los mas intensos desde que habia empezado y si desde luego la subida me dejo fundido, la bajada requirio de bastante esfuerzo tambien pues si bien hay trozos de bajada, tambien hay zonas serpenteantes con cortos pero agudos repechos que en conjunto me aceleraron las pulsaciones considerablemente. Apoye la bici en la entrada del bar y pedi un bocadillo y una cerveza y me relaje. Estaba en plena "etapa reina" y si bien es verdad que tenia por delante el puerto de La Canda, ya habia pasado el famoso "Padornelo" aunque me notaba bastante vacio. Sin duda la kilometrada de ayer tambien me estaba pesando en las piernas. Cuando termine de almorzar, rellene el camel back que habia vaciado completamente en el puerto y me encamine hacia la Canda. El camino hasta alli son apenas 4 o 5 kilometros pero como todos y cada uno de los de esta etapa, son preciosos pero no te dan tregua.



Al poco el terreno empieza a picar hacia arriba y la verdad es que notaba que poco carbon me quedaba y en aquel momento opte por subir por carretera. Desde abajo se veia como el camino remonta por la izquierda de la nacional y me parecio una barbaridad en cuanto a desnivel y temi que ademas fuera mas largo en kilometraje y bromas aparte no me sentia en absoluto con la fuerza suficiente y aun mas sabiendo que desde el puerto hasta A Gudiña el final de la etapa habian aun unos 20 km " a la gallega" que intuia casi seguro que no iban a ser sencillos. Ademas, entre que me habia entretenido al salir de Puebla por el tema del neumatico trasero y que mi media para pasar El Padornelo habia sido muy baja eran ya como las 2 de la tarde pasadas. Asi pues, enfile el puerto por carretera y desde luego no me resulto en absoluto sencillo y en mas de una ocasion tuve que intercalar molinete con ratos de "empujin". Una vez mas el calor empezaba a ser mas que molesto y ademas durante la subida no habia ni una miserrima sombra. Desgraciadamente la unica sombra de la que puede disfrutar fue la de una de las columnas de humo de uno de los muchos incendios que prendieron ese dia en la provincia de Orense.


Cuando alcance la cima, me encamine por una vertiginosa bajada por el asfalto hacia Vilavella. En la misma, alcance mi pico de velocidad en la Via de la Plata , concretamente 62 km/h lejos de los 70 y pico alcanzados cuando hice el camino frances pero es que en este caso no hay las rectas que habian en la bajada hacia Molinaseca. Llegue a Vilabella por carretera y alli reencontre las flechas que me metieron de nuevo en el camino donde continue con los previsibles subes y bajas . La subida a La Canda me acabo de consumir las fuerzas que me quedaban, y los kilometros hasta A Gudiña se me estaban haciendo largos. En O Cañizo sali de nuevo a la carretera y pare en un bar completamente fundido. Me sente en la terraza a tomarme una fresquisima "Estrella de Galicia" y la verdad, daba gracias por saberme a escasamente 5 kilometros del final. Me levante renqueante , pague y me deje caer hasta el pueblo donde afortunadamente se llega en bajada y en donde ademas el albergue se encuentra en la misma entrada del pueblo. Al llegar guarde la bici en un cercado bajo llave que tiene el albergue, cumpli con el ceremonial de todos los fines de etapa y me fui a cenar. Al rato, cuando sali del albergue vi perfectamente en direccion Norte un incendio cuyo frente estaba encarado hacia nosotros a apenas 5 o 6 km en linea recta. La imagen era desoladora. Pense en buscar algun sitio con television para escuchar las noticias y me dirigi a un bar enfrente del albergue donde cene un magnifico plato combinado y en donde habia varios efectivos de la UME de los que estaban trabajando en la extincion de los incendios. Por television los noticiarios no paraban de hablar de los fuegos en la provincia de Orense y hasta llegue a pensar que probablemente los que estabamos haciendo el Camino habriamos de desviar nuestra ruta para evitarlos. Mientras cenaba, notaba que me quedaba literalmente sin pilas asi es que pague y me encamine hacia el albergue. Me meti en el saco y como en el caso del dia anterior, mientras pensaba que al dia siguiente me tocaba subir la Albergueria ni tuve tiempo de preocuparme.....simplemente me dormi antes de tener oportunidad de hacerlo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada